Sigueme en facebook

jueves, 20 de julio de 2017

Collado Jermoso, por fin!!!

Hola después de 4 años subiendo a Jermoso consecutivamente en varias ocasiones, por unas razones u otras no conseguía pasar un día allí, siempre se me complicaba el asunto.










Este año por fin conseguí pasar 1 día y medio de ensueño entre picos que rondan los 2600 metros. La compañía como siempre lo mejor, en esta ocasión me acompañaron la incombustible Verónica moreno, y el resistente Carlos Alvarez.

Nos fuimos sin muchas prisas el sábado 15/7 y comenzamos tranquilamente la ascensión con fotos por aquí y fotos por allá a eso de las 11 de la mañana; (normalmente otros años subo mucho antes), pero el tiempo aunque despejado era fresco.


Después de innumerables veces que he subido , la verdad que las vistas me siguen impresionando, es un lugar mágico!!!. Poco a poco fuimos ascendiendo hasta llegar al refugio y degustar el producto local, su cerveza, ese liquido elemento rubio que después del esfuerzo sabe de forma diferente a casi 2100 metros. Una vez comido el protocolario bocadillo, decidimos a eso de las 6 de la tarde intentar subir al pico palanca (2600 metros), y después de preguntar nos dicen que se tarda 1 hora y media para subir y otra para bajar, pero el handicap era que al estar el refugio completo las cenas son mas que puntuales y teníamos que estar para cenar a las 20.30 h. Íbamos con el tiempo muy justo, y aun así lo intentamos, todo el trayecto hacia pico palanca es un eterno transitar de montañeros que cruzan sus caminos descendiendo a ascendiendo tanto a Palanca, Llambrion o Colladinas con múltiples destinos.

Cuando llegamos a cota 2300, nos apercibimos de un corrimiento de piedras en una cota bastante superior, era una pareja que bajaba de Palanca, y venían como perdidos porque  estaban en una zona que no es la ruta de acceso o al menos no la ruta mas común, eso nos preocupa un poco. Y decidimos que para nosotros no es una ascensión muy fácil de hacer y menos con el handicap del tiempo para llegar a cenar, de modo que abortamos, y nos deleitamos de las vistas y algún nevero a esa altitud.

Yo pienso para mi, que si madrugamos al día siguiente para ver el amanecer, podemos hacerlo con mas calma.
Después de varias fotos, se nos agota el tiempo por lo que decidimos bajar a cenar, impresionante como trabajan allá arriba, 3 turnos de cenas, la cena maravillosa, desde luego mucho mas de lo que se puede exigir para ser un refugio a esa altura, muchos restaurantes de ciudad tenían que aprender de ellos.
Uno de los momentos mágicos, de esos que quedan grabados en la retina para toda la vida, estaba a punto de llegar, EL ANOCHECER, el sol se echaba a dormir!!!!
Conocemos a un pateador de montañas , que esta acampado en ese lugar, y que esta realizando un montón de kms por todos los picos de europa a lo largo de 4 días; Jose Manuel un montañero gallego que nos deja impresionados con todas sus experiencias montañeras, sin duda alguna de lo mejor que nos llevamos de nuestra estancia allí.
Nos vamos un poco mas arriba, en la interminable procesión de montañeros que deseaban ser protagonistas de tal evento.

Atravesamos un mar de tiendas de campaña, y llegamos un poco mas alto donde nos acomodamos, impresionante anochecer!!!. Todos fuimos protagonistas de la muerte de un día sensacional. Una vez pasado tan dulce momento volvemos al refugio para degustar un chupito, y después de un ratito, escuchamos a Pablo el encargado del refugio, "son las 11, por hoy se acabo", las luces se apagan , se baja el telón y todos a la litera.
La noche movidita y calentita, el saco de dormir me sobraba y unos tapones para los oídos me faltaron. Total que a eso de las 6 de la mañana estaba en la terraza del refugio  sintiendo el ventoral que había y deleitándome con la tranquilidad de las cimas, con el único sonido del viento combinado a lo lejos con los cencerros de las cabras que ya salían a pastar muchos mas metros arriba.
Poco a poco se van sumando despertando yonkis de la montaña, y a eso de las 7 nos disponemos a desayunar (una vez mas un deleite), a eso de las 8 de la mañana y en vistas de que tenemos todo el día por delante, decidimos reintentar la aventura del palanca.
Nada mas empezar nos encontramos con nuestro nuevo amigo Jose Manuel que había salido un poco antes con destino a Urriellu y decidió subir también a palanca. Que gran sorpresa!!!! , cuando lo vemos y todos juntos decidimos subir al unisono.


Poco a poco, pasito a pasito llegamos a cota entorno a la zona donde el dia anterior habíamos visto el corrimiento de piedras pero en este caso por la zona buena, por donde suele subir y bajar todo el mundo, eso nos pone en alerta, pero aun nos alertamos  mas al llegar a la zona mas difícil de la ascensión, una zona de trepada con muy mala caída y vertical de unos 6 metros.

Con los excelentes consejos de Jose Manuel que esta muy curtido en esto, conseguimos subir venciendo nuestro miedo a esa zona. Lo mas difícil había sido superado, ya tan solo quedaba seguir zigzagueando durante un km mas y acabamos por vencer los 200 metros de altura que quedaban. Meta conseguida, madre mia!!! que vistas hay desde alli arriba, Urriellu, el friero, Llambrion, el refugio, el valle de valdeon, TODO!!!!




Unas cuantas fotos y para abajo con el miedo al descenso la anterior trepada. Con no muchos problemas conseguimos rebasar el ostaculo como no podía ser de otra manera. El hormigueo de montañeros en todas las direcciones es un no parar. El final de nuestro excursión se acercaba, nos despedimos como es debido de nuestro nuevo amigo, con el cual esperamos coincidir mas veces, y volvemos por la mochila al refugio y sin mucho dilatar el tiempo nos vamos del refugio con experiencias grabadas para toda nuestra vida. Ya tan solo quedaba el descenso a Cordiñanes, pero que era eso después de haber subido a palanca, cuando llegamos a Cordiñanes el calor ya empezaba a apretar, después de asearnos un poquito nos vamos a comer un bocadillo impresionante al restaurante begona de Posada de Valdeon. El día se acababa, nos metemos en el coche y vuelta a León con el deseo de repetir pronto en algún refugio de picos o el mismo. Ahora entiendo mucho mas el dicho de "picos es picos".

Gracias por el fin de semana maravillo a Veronides y su chico Carlos y a nuestro nuevo amigo Jose Manuel así como el poco valorado trabajo de los machacas del refugio.
VOLVEREMOS







No hay comentarios:

Publicar un comentario